SEÑOR DE LA MISERICORDIA – 2014

En el templo, frente a su pueblo que acude a la  misa solemne en su honor está el venerado Patrón Señor de la Misericordia, guía espiritual de Tacabamba.  Se conmemora su Festividad correspondiente al año 2014.  Su principal carácter es religioso, pero también tiene las características de una verdadera feria comercial, cultural, turística, de recreación, pirotecnia,  taurina, gallística, gastronómica, eventos musicales y bailables, concursos, reinados, caballos de paso y de los grandes reencuentros entre paisanos, familiares y amigos venidos de diferentes latitudes de la región, del país y del mundo. Nuestro Señor tiene 164 años con nosotros, desde 1850.  Su festividad patronal marca 122 años de celebrarse desde 1892.  (Ver su historia en el tema N° 91 del blog «Mi Tacabamba»)
La nave del templo resulta insuficiente para albergar a miles de feligreses, especialmente visitantes que se congregan para escuchar la misa solemne del día central 14 de septiembre. Impresionante muestra de espiritualidad y devoción, de identidad y comunión religiosa..
Un excelente coro sabe incentivar las más grandes emociones que lindan hasta las lágrimas en este sugestivo y enardecedor acontecimiento de fe y amor al Misericordioso.
«La Dolorosa» Madre de Jesús también recibe los homenajes y el tradicional cariño de los tacabambinos, amigos y turistas que acuden a la Fiesta Patronal.
Terminada la misa solemne, el coro entona el Himno al Señor de la Misericordia al unísono con toda la concurrencia y se inicia la tan esperada Procesión del Santo Patrono, seguido a cierta distancia por la imagen de la Virgen de Los Dolores.
Al salir del templo, el Atrio Mariscal Ramón Castilla bulle con la efervescencia del público creyente. Gran expectativa cuando aparece la imponente y piadosa imagen del Señor.
Preceden los hermosos estandartes que las familias obsequian a su Divino Misericordioso.
Allí está el Señor de la Misericordia, Patrón de Tacabamba, con su mirada intensa, fija y vigilante que escudriña nuestros corazones y electriza nuestras mentes en el contacto majestuoso con su pueblo. Alto como su cielo impresionante. Bondadoso como la filantropía de sus manos. Toda una plaza repleta de sus seguidores le aclama.
SEÑOR DE LA MISERICORDIA – 2014
Etiquetado en:            

Los comentarios están cerrados.